24

CAJAS AUTOMÁTICAS

El cambio automático es un sistema de transmisión el cual es capaz por sí mismo de seleccionar todas las marchas o velocidades sin la necesidad de la intervención directa del conductor. El cambio de una marcha a otra se produce en función tanto de la velocidad del vehículo como del régimen de giro del motor, por lo que el conductor no necesita de un pedal de embrague o de una palanca de cambios. El simple hecho de pisar el acelerador provoca el cambio de velocidad conforme el motor cambia de revoluciones.

Ahora bien, por ser un sistema complejo, tanto el uso frecuente como los hábitos de manejo del propietario influyen directamente en su funcionalidad. Así, una caja de cambios puede tener muchos años y funcionar perfectamente si se le dio un trato adecuado y mantenimiento oportuno. En cambio, una transmisión “maltratada” u olvidada sin duda provocará muchos dolores de cabeza.

 

Fallas más comunes

 

  1. Al sentir el cambio de velocidad la transmisión presenta patinado en todas las marchas.

Revisar nivel de aceite bajo.

En caso de necesitar aceite rellenar nivel con aceite recomendado

Posible causa avería interna del cambio (embragues desgastados, caja de válvulas inmovilizada, bomba de aceite con desgastes, etc.).

 

  1. Aceleración pobre a bajas velocidades

Posible causa nivel de aceite bajo.

Convertidor de par averiado (no actúa el rodamiento unidireccional del reactor).

 

  1. La caja no cambia de marcha

Verificar presiones de trabajo.

 

4.-No realiza cambios de velocidad y está neutralizada

Filtro de aceite sucio.

Servicio de cambio de aceite y filtro.